Acceso Usuarios
Regístrate Gratis
SuperContable
Inicio Documentos Comentarios
Análisis del Real Decreto 1493/2011, de 24 de Octubre, sobre inclusión en la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación

La reciente Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social obliga, en su Disposición Adicional Tercera, al Gobierno a establecer, en los términos y condiciones que se determinen reglamentariamente, los mecanismos de inclusión en la Seguridad Social de los participantes en programas de formación financiados por entidades u organismos públicos o privados, que, vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, conlleven contraprestación económica para los afectados, siempre que, en razón de la realización de dichos programas, y conforme a las disposiciones en vigor, no viniesen obligados a estar ya de alta en el respectivo Régimen de la Seguridad Social.

En cumplimiento de esa Disposición Adicional Tercera, el Gobierno ha aprobado el RD 1493/2011, de 24 de Octubre, por el que se regulan los términos y las condiciones de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participen en programas de formación, que supone, como han señalado los medios de comunicación, la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a los becarios; y la consecuente de cotizar por ellos.

Es decir, por este Real Decreto se integran en el Régimen General de la Seguridad Social, como asimiladas a trabajadores por cuenta ajena, las personas que participan en programas de formación y que realizan prácticas formativas en empresas, instituciones o entidades y no tengan carácter puramente lectivo, y siempre que tales prácticas no den lugar al establecimiento de una relación laboral.

Por tanto, y conforme a lo que establece el Art. 1, se asimilan a trabajadores por cuenta ajena, a efectos de su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social, las personas que participen en programas de formación financiados por entidades u organismos públicos o privados que, vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, que no tengan carácter exclusivamente lectivo, que incluyan la realización de prácticas formativas en empresas, instituciones o entidades y conlleven una contraprestación económica para los afectados, cualquiera que sea el concepto o la forma en que se perciba, siempre que la realización de dichos programas no dé lugar a una relación laboral que determine su alta en el respectivo régimen de la Seguridad Social.

Para determinar el ámbito subjetivo, es decir, a las personas a quiénes afecta, la condición de participante en los programas de formación se acreditará mediante certificación expedida por las entidades u organismos que financien dichos programas. Y en el caso de que los programas estén cofinanciados por dos o más entidades u organismos, la referida certificación será expedida por aquella a la que corresponda hacer efectiva la contraprestación económica al becario.

La incorporación al Régimen General de la Seguridad Social de los becarios/as implica su afiliación y/o su alta , que se producirán a partir de la fecha del inicio de la actividad del participante en el programa de formación. La baja en dicho régimen se producirá a partir de la fecha en la mencionada actividad, todo ello en los términos y plazos y con los efectos establecidos en el Reglamento general sobre inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores en la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto 84/1996, de 26 de Enero.

La acción protectora es la correspondiente al Régimen General de la Seguridad Social, excepto en lo que se refiere a la cobertura de protección por desempleo, que no se reconoce. Por tanto, no existirá obligación de cotizar por la contingencia de desempleo, así como tampoco al Fondo de Garantía Salarial ni por formación profesional.

En cuanto a la cotización, tanto por contingencias comunes como por profesionales, se realizará igual que en los contratos para la formación y el aprendizaje, conforme a lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado y en sus normas de desarrollo.

Por último, y por lo que se refiere a quién tiene la obligación de dar de dar de alta y cotizar a la Seguridad Social, señala el Art. 5 que la entidad u organismo que financie el programa de formación tendrá la condición de empresario y asumirá los derechos y obligaciones en materia de Seguridad Social, debiendo solicitar un código de cuenta de cotización específico. Es decir, parece que la obligación de dar de alta y cotizar se impone a la universidad o centro educativo que sufrague las prácticas.

Pero, en el supuesto de que el programa esté cofinanciado por dos o más entidades u organismos, tendrá la condición de empresario aquel al que corresponda hacer efectiva la respectiva contraprestación económica, es decir, la entidad u organismo que pague al becario/a la contraprestación económica que reciba.

Además, se establece también la obligación de dar de alta a aquellos becarios/as que se encuentren desarrollando prácticas a la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto, debiendo la entidad u organismo que financie el programa solicitar su inscripción como empresa, en su caso, y la apertura del código de cuenta de cotización, así como la afiliación y/o alta de sus becarios/as dentro del plazo de un mes, a contar desde la entrada en vigor de la norma. En este supuesto, el pago de la cotización correspondiente al mes de noviembre de 2011 podrá ingresarse, sin recargo e interés de demora alguno, hasta el 31 de enero de 2012.

Sin embargo, si los participantes en los programas de formación que se encuentren en la situación descrita en el párrafo anterior solicitan la suscripción de un convenio especial por el período de formación ya realizado antes de la entrada en vigor de esta norma, el importe de la cotización a ingresar por dicho convenio será igual a la cotización al Régimen General de la Seguridad Social que corresponda por la participación en tales programas.

Finalmente, y también en cumplimiento de la citada Disposición Adicional Tercera de la Ley 27/2011, de 1 de Agosto, se regula en este Real Decreto, la suscripción de convenio especial con la Tesorería General de la Seguridad Social por parte de las personas que con anterioridad a su fecha de entrada en vigor se hubieran encontrado en la situación regulada por el mismo, a fin de permitir el cómputo de cotización por los periodos de formación realizados antes de esa fecha, hasta un máximo de dos años. La realización de tales periodos de formación podrá ser acreditada mediante certificación expedida por el organismo o entidad que los financió o por cualquier otro medio de prueba válido en derecho.

Asimismo, será necesario acreditar el período de duración de los referidos programas de formación. De acreditarse más de dos años de participación en programas de formación, sólo se tendrán en cuenta los dos últimos.

La solicitud de suscripción del convenio especial podrá formularse hasta el 31 de diciembre de 2012. En los casos en que se acredite la imposibilidad de aportar la justificación necesaria para su suscripción dentro del plazo señalado, se podrá conceder, excepcionalmente, un plazo de seis meses para su aportación, a contar desde la fecha en que se hubiera presentado la respectiva solicitud.

La base de cotización por el convenio especial estará constituida por la base mínima de cotización vigente en el Régimen General de la Seguridad Social que corresponda a cada período en que se acredite haber participado en los referidos programas de formación y que sea computable para la suscripción de aquél.

Una vez determinada la cuota íntegra correspondiente a este convenio especial, se multiplicará por el coeficiente del 0,77, constituyendo el resultado la cuota a ingresar.

LIBROS GRATUITOS

ContaSOL

FactuSOL

NominaSOL

Descárgalo con una semana
de soporte gratuito

Contables

Fiscales

Laborales

Cuentas anuales

Quiénes somos

Política protección de datos

Contacto

Email

Asociación española de consultores de empresa

AECA

logoRCR

Copyright RCR Proyectos de Software. Reservados todos los derechos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información