Acceso Usuarios
Regístrate Gratis
SuperContable
Inicio Documentos Comentarios
La modificación de las condiciones de trabajo tras la Reforma Laboral

La movilidad geográfica

La reforma del régimen sobre la movilidad geográfica de los trabajadores se ubica dentro del apartado que la Reforma Laboral denomina "Medidas para favorecer la flexibilidad interna negociada en las empresas y para fomentar el uso de la reducción de jornada como instrumento de ajuste temporal de empleo".

Se modifica la redacción del apartado 2º del Art.40 del E.T. y el primer cambio importante que se desprende de ello es la reducción de la duración del periodo de consultas con los representantes de los trabajadores en los casos de traslado de trabajadores a un centro de trabajo distinto de la misma empresa que exija cambios de residencia por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que lo justifiquen, o bien por contrataciones referidas a la actividad empresarial, que pasa de no poder durar menos de 15 días a no poder ser superior a 15 días, improrrogables.

Dicho periodo de consultas se producirá cuando el traslado afecte a la totalidad del centro de trabajo, siempre que éste ocupe a más de cinco trabajadores, o cuando, sin afectar a la totalidad del centro de trabajo, en un período de noventa días comprenda a un número de trabajadores de, al menos:

a) Diez trabajadores, en las empresas que ocupen menos de cien trabajadores.
b) El 10 por ciento del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre cien y trescientos trabajadores.
c) Treinta trabajadores en las empresas que ocupen trescientos o más trabajadores.

El período de consultas deberá versar sobre las causas motivadoras de la decisión empresarial y la posibilidad de evitar o reducir sus efectos, así como sobre las medidas necesarias para atenuar sus consecuencias para los trabajadores afectados.

En los supuestos de ausencia de representación legal de los trabajadores en la empresa, los trabajadores podrán atribuir su representación para la negociación del acuerdo con la empresa a una comisión de un máximo de tres miembros integrada, según su representatividad, por los sindicatos más representativos del sector al que pertenezca la empresa designados por la Comisión paritaria del convenio colectivo aplicable a ésta; sus acuerdos requerirán el voto favorable de la mayoría de sus miembros. La designación deberá realizarse en un plazo de cinco días a contar desde el inicio del periodo de consultas, sin que la falta de designación pueda suponer la paralización del mismo. En ese caso, el empresario podrá atribuir su representación a las organizaciones empresariales del sector.

Esto es una consecuencia de la intención de la reforma de potenciar los mecanismos de mediación y arbitraje, especialmente en materias como esta de la movilidad geográfica o la modificación sustancial de condiciones de trabajo, con el fin de promover la flexibilidad interna negociada en las empresas.

Por último, y conforme a la redacción dada por la Reforma al apartado 2º del Art. 40 E.T., y en la línea de lo que hemos señalado, el empresario y la representación legal de los trabajadores podrán acordar en cualquier momento la sustitución del periodo de consultas a que se refiere este artículo por la aplicación del procedimiento de mediación o arbitraje que sea de aplicación en el ámbito de la empresa (en virtud del convenio colectivo aplicable), que deberá desarrollarse dentro del plazo máximo improrrogable señalado para dicho periodo (15 días).

Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo

Por lo que se refiere a las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, la Reforma Laboral modifica la redacción del Art.41 del E.T. e incluye entre las materias que constituyen odificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, una nueva, que se refiere a la distribución del tiempo de trabajo.

Estas modificaciones sustanciales podrán adoptarse cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, que se entiende que concurren cuando la adopción de las medidas propuestas contribuya a mejorar la situación de la empresa a través de una más adecuada organización de sus recursos, que favorezca su posición competitiva en el mercado o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda.

Como puede verse, no se modifican en este caso, a contrario de lo que ocurre en el tema del despido, las razones que justifican la adopción de las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, cuya regulación se mantiene en los términos anteriores a la reforma.

El procedimiento para llevar a cabo las modificaciones sustanciales de carácter individual no ha sufrido modificaciones, y se regula en los mismos términos que antes de la Reforma.

Sin embargo, la nueva redacción sí regula, de forma distinta, la forma de adoptar las modificaciones de carácter colectivo y el primer cambio es la reducción de la duración del período de consultas con los representantes legales de los trabajadores, que ahora será no superior a quince días improrrogables (antes era no inferior a 15 días).

En los supuestos de ausencia de representación legal de los trabajadores en la empresa, al igual que los casos de movilidad geográfica, los trabajadores podrán atribuir su representación para la negociación del acuerdo con la empresa a una comisión de un máximo de tres miembros integrada, según su representatividad, por los sindicatos más representativos y representativos del sector al que pertenezca la empresa designados por la Comisión paritaria del convenio colectivo aplicable a ésta; sus acuerdos requerirán el voto favorable de la mayoría de sus miembros. La designación deberá realizarse en un plazo de cinco días a contar desde el inicio del periodo de consultas, sin que la falta de designación pueda suponer la paralización del mismo. En ese caso, el empresario podrá atribuir su representación a las organizaciones empresariales del sector.

El empresario y la representación legal de los trabajadores podrán acordar en cualquier momento la sustitución del periodo de consultas por la aplicación del procedimiento de mediación o arbitraje que sea de aplicación en el ámbito de la empresa, que deberán desarrollarse dentro del plazo máximo improrrogable señalado para dicho periodo.

Otro cambio importante es la decisión de suprimir la mención a que la modificación de las condiciones establecidas en los convenios colectivos regulados en el Título III del E.T. sólo podía producirse por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores y respecto de las materias de horario, régimen de trabajo a turnos, sistema de remuneración y sistema de trabajo y rendimiento.

Ahora, y conforme al partado 6 del Art. 41 del E.T., la modificación de las condiciones establecidas en los convenios colectivos regulados en el Título III del E.T., sean éstos de sector o empresariales, se podrá efectuar en todo momento por acuerdo entre la empresa y los representantes legales o sindicales de los trabajadores, en cuyo caso se entenderá que concurren las causas justificativas a que alude el apartado 1. Dicho acuerdo requerirá la conformidad de la mayoría de los miembros del comité o comités de empresa, de los delegados de personal en su caso o de las representaciones sindicales que, en su conjunto, representen a la mayoría de aquéllos.

En caso de desacuerdo entre las partes, será necesario acudir a los procedimientos de mediación establecidos al efecto por medio de convenio colectivo o acuerdo interprofesional. Los convenios y acuerdos interprofesionales podrán establecer el compromiso previo de someterse a un arbitraje vinculante para los casos de ausencia de avenencia en la mediación, en cuyo caso el laudo arbitral tendrá la misma eficacia que los acuerdos en periodo de consultas y sólo será recurrible conforme al procedimiento y en base a los motivos establecidos en el artículo 91 del E.T.

En los supuestos de ausencia de representación legal de los trabajadores en la empresa, los trabajadores podrán atribuir su representación para la negociación del acuerdo con la empresa conforme hemos señalado antes.

La modificación solo podrá referirse a las materias señaladas en los párrafos b), c), d) y e) del apartado 1 del Art. 41 del E.T. y deberá tener un plazo máximo de vigencia que no podrá exceder de la vigencia temporal del convenio colectivo cuya modificación se pretenda.

Por último, en materia de traslados se estará a lo dispuesto en las normas específicas establecidas en el artículo 40 del E.T., que ya hemos anlaizado en el apartado correspondiente.

 

LIBROS GRATUITOS

ContaSOL

FactuSOL

NominaSOL

Descárgalo con una semana
de soporte gratuito

Contables

Fiscales

Laborales

Cuentas anuales

Quiénes somos

Política protección de datos

Contacto

Email

Asociación española de consultores de empresa

AECA

logoRCR

Copyright RCR Proyectos de Software. Reservados todos los derechos.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información